Medios

Los anuncios del mayor espectáculo del mundo

Imagínense ustedes que cogen a la población de España y la multiplican por dos. Así por arte de magia. Y que a esos casi 100 millones de personas les sumas los 10 millones que viven en Portugal. El resultado viene a ser, más o menos, 110 millones de almas. Ésa es la cifra aproximada que, según anunciaron ayer la mayoría de medios de Estados Unidos, vieron en directo el mayor espectáculo del mundo: la Superbowl. Su edición XLVII superó a su predecesora y estableció por tres décimas un nuevo récord de audiencia: 111’3 millones de personas la vieron este año por 111 millones que la disfrutaron el pasado. 

Como es lógico, semejante dulce no pasó desapercibido para los publicistas y creativos de las marcas más potentes de América. ¿Por qué las más potentes? Es simple: porque el coste medio de 30 segundos de anuncio es de 3’8 millones de dolares, lo que al cambio serían 2’8 millones de euros. Los mismos aficionados a la NFL reconocen el descanso como una parte más del partido. Nada de aprovechar para ir a por algo de comer o al servicio. Allí todo el mundo se queda a ver el show de la estrella de turno –este año una inconmensurable Beyoncé– y los spots más caros del año.

Una de las preguntas que se nos plantean es la siguiente: ¿sale rentable dejarse semejante dineral por una fugaz aparición de 30 segundos? La respuesta, según las declaraciones de directivos de las empresas anunciantes en medios americanos, es contundente: sí. Y mucho. No hace tanto salieron a la luz los resultados de una encuesta realizada por AdWeek que permiten hacerse una idea de la importancia comercial de aparecer en el descanso de la Superbowl: un 39% de los televidentes del partido reconocía ver el partido por los anuncios, además, el 64% reconocía que la mitad o más de sus conversaciones trataban de los mismos.

Otra parte a tener el cuenta es el tirón que tiene en los medios de comunicación quién o qué va a ser lo anunciado. Intentando poner un símil para entenderlo en España, es como cuando aquí la gente intenta adivinar cuál será el último anuncio del año. En Estados Unidos los periódicos, radios y cadenas de televisión, más allá de páginas especializadas, comienzan a publicar la lista de anunciantes días antes del gran evento. Y eso, tal y como reconocieron los creativos de varias marcas que aparecieron, es enormemente positivo para la empresa, puesto que se trata de publicidad gratuita. Mercedes-Benz, una de las casas que apostó por estar presente en el intermedio, ha cifrado en 20 millones de dólares los beneficios sólo por aparecer en los diferentes medios los días previos al evento.

Las empresas tiran la casa por la ventana y apuestan por contratar a las mejores agencias de creativos del país para asegurarse de obtener un buen resultado a la hora de poner su producto delante de los ojos de medio mundo. Y dentro de estas agencias, varias son las tendencias elegidas a la hora de la creación del anuncio. Muchas son las que apuestan por tocar la fibra del espectador en un momento en el que las emociones están a flor de piel por el partido. Es el caso de Budweiser y su spot, que trata de la relación de un caballo y su cuidador. Desde mi punto de vista, vale la pena perder un poco de tiempo y verlo.

Otras, como la agencia encargada de crear el comercial de Coca-Cola, apuestan por la interacción entre el espectador y el anunciante. Dentro de su mega anuncio de un minuto de duración –con la banda sonora de Bailando con lobos incluída–, la compañía de Atlanta ha incluído un videojuego que puedes encontrar en su página web como continuación del spot. Audi también siguió esta línea y grabó finales alternativos para su anuncio. Los internautas elegían su preferido votando en la página web, de forma que el que recibiera más votos aparecería en el descanso.

También los hay que no quisieron arriesgarse. Porque si tienes una marca de ropa interior, ¿para qué vas a complicarte pudiendo sacar a un tío musculoso con tus calzoncillos puestos? Interesante. Sobre todo para ellas.

Y, para terminar, el anuncio absurdo de la Superbowl. Da igual que el idioma tenga muy poco que ver con el español y que incluso en determinados momentos pueda parecer una falta de respeto a la Tercera Edad. Taco Bell, restaurante de comida rápida mexicana, elige para su anuncio a señores mayores comportándose como veinteañeros. Realmente no sabemos qué nos quieren vender, pero reconozcámoslo: el spot mola. Y mucho. Sobre todo la versión del We are young de Fun que se marcan.

Y aquí en Panda Magazine, estamos indecisos. No podemos elegir entre uno y otro porque no sabemos cual nos ha quitado más el hipo.

En el primero, la modelo Kate Upton demuestra que es perfectamente capaz de lavar su Mercedes. Debido a la sensualidad del anuncio, muchos medios abrieron del debate de si era “demasiado sexy para la Superbowl”.

Y en el segundo, el ángel de Victoria Secret´s, Bar Refaeli, anuncia una casa de busqueda de pareja online besando a alguien que suponemos que dista mucho de ser su tipo. Como curiosidad, hay que decir que la escena del beso necesito 65 tomas para ser rodada satisfactoriamente. Él, desde luego, es un tipo con suerte.

PD: Si alguna vez tienen que anunciar algo en el descanso de la Superbowl y no se les ocurre nada, recurran a un famoso. No falla nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s