Deportes/Entrevistas/Medios

Fermín de la Calle. Parte I: “Los hábitos de consumo han cambiado el periodismo”

DSC_0261

Fermín de la Calle nos espera en las oficinas de Terra, en el centro de Madrid. Recaló allí en busca de nuevos retos después de toda una vida en As. Mientras nos dirigimos a la cafetería donde tiene lugar la entrevista, nos va contando la planificación de su sección, Terra Deportes, para la próxima temporada. Entre cafés y el vaivén de la gente, pronto la entrevista deja de ser tal y se convierte en una amena charla en la que se tocan todos los temas de actualidad.

Nota: Debido a la extensión de la conversación, hemos dividido la entrevista en dos partes. La segunda verá la luz el lunes 25 de febrero.

Empezaste a trabajar en As, hace ya quince años. Pasaste por todas las etapas, supongo.

Así es. Yo entré como becario picando las parrillas de televisión. Al que le habían dado la beca acabó rechazándola por otra oferta de EFE, y me llamaron a mí. Era 1 de julio: ya habían empezado las prácticas. Me preguntaron si me podía incorporar el día siguiente. Así que cogí la mochila y me vine desde Jerez. Llamé a un amigo que estaba aquí haciendo las prácticas y estuve una semana durmiendo en su sofá. Picar parrillas era un coñazo, algo muy “funcionarial”. Al principio tardaba ocho horas en hacerlo; pero luego fui rebajando los tiempos y me iba temprano a ayudar a la sección de fútbol. Era año de Mundial, hablamos del 98, y había mucho trabajo. Tuve suerte de no coincidir con una generación de becarios muy trabajadora, así que fui asumiendo cada vez más carga de trabajo. Al final me dijeron que querían que me quedara, y eso hice.

Después de esa larga etapa, decides pasarte a Terra. ¿Qué queda del periodista de aquella época y cómo es el periodista de hoy?

Yo, cuando llegué a As, había hecho prácticas todos los veranos y había aprendido lo básico, que es quitarse la vergüenza, tener desparpajo, echarle cara… Al principio te faltan muchas cosas, pero vas aprendiendo gracias a la gente con la que compartes redacción. Aprendes viendo, escuchando. El chico de As y el que soy ahora tienen una cosa en común: la pasión por el periodismo. A mí me gusta mucho el periodismo, hasta niveles insanos. Es algo que tenemos todos los periodistas; si no nos gustara tanto, no podríamos dedicarnos a esto, porque es una profesión que no merece la pena: trabajas muchas horas, con horarios raros y está muy mal pagada. Es una devoción.

Últimamente, además, da la sensación de que el periodismo, especialmente el deportivo, está muy mal visto.

Sí, pero es culpa nuestra. A mí me hace mucha gracia que la gente de información general comente que el periodismo deportivo es como la prensa rosa. Es verdad que lo hemos convertido un poco en eso, y es culpa nuestra, pero, con todos mis respetos, de cultura general sabe todo el mundo. Si a mí me mandan tres años a hacer local, probablemente no tenga ningún problema en hacer periodismo local, porque ahí todos partimos con la misma base. Hacer periodismo deportivo, en cambio, exige tener una base, unos conocimientos específicos. Y eso hay que trabajárselo, hay que leer, hay que documentarse… Me parece un periodismo tan digo y tan respetable como cualquier otro.

Antes hablábamos de tu etapa en Terra… ¿Qué es Terra Deportes?

Terra Deportes es un medio con cien millones de visitantes que está en dieciocho países y que ha decidido resucitar la célula latente que tiene aquí, en España. Aquí existía ya un Terra, pero hacía un periodismo de “corta y pega”, excepto en Invertia. Terra Brasil, que es la que lidera al resto, decidió apostar por dar el salto a Europa y lanzar un modelo que generase su propia información. Telefónica, que también está vinculada al proyecto, actuó de puente hacia nuestro país. Lo primero fue planificar una redacción de periodistas. Ahora mismo somos cuarenta contratados. Y aquí todo el mundo cobra. Somos todos periodistas titulados, salvo algunos colaboradores. Se busca desarrollar un producto que no existía hasta ahora: un medio íntegramente digital. Hasta ahora había webs de medios escritos; nosotros buscamos ser un medio digital nativo. Estamos muy vinculados a lo audiovisual porque entendemos que los mensajes que la gente consume en Internet son, cada vez más, visuales. Aunque yo también soy de los que pelean en el otro lado: me gusta que haya cosas escritas, me parece que no se debe olvidar. Pero la parte escrita debe replantearse cómo cohabitar en Internet. Si haces breaking news, te comen; debes ser muy rápido para que tu noticia tenga repercusión. Hay que hacer otro tipo de periodismo: más trabajado, mucho más reposado… Pero mientras, te vas apoyando en esos elementos que no puedes utilizar en el papel: el audio, la imagen en movimiento… Todo eso enriquece mucho la noticia. Es la evolución lógica de los medios tradicionales hacia lo audiovisual. Por otra parte, a mí me preocupa mucho que se respeten los géneros periodísticos; creo que el cáncer del modelo actual es que la información ha dado paso a la opinión, y se firman informaciones que realmente son opiniones. Eso contamina mucho. Una información periodística no tiene que incluir opinión. Para eso ya hay otras cosas, como las redes sociales.

¿Hay muchas diferencias entre una labor tan organizativa como la del editor de un medio y la de un reportero que busca en la calle sus noticias?

Todo. Cambia todo, para pena mía, porque a mí lo que me gusta es irme a la calle y buscarme la vida. Pero bueno, es un reto muy grande haber venido aquí, e intentar arrancar una redacción muy joven en un medio al que no se está tan familiarizado por ser digital. Por eso lo acepté. Sin embargo, intento no desvincularme del periodismo de calle; intento escribir cosas, salir… Como editor, estoy especialmente encima de la gente que lleva grandes temas, como el Madrid, la Selección o el Barça. Pero también cuido mucho el rugby, porque es un deporte que me gusta mucho y que sigo practicando. Creo que los medios deberíamos cuidar mucho más los deportes minoritarios. Ahora, existe el fútbol, y luego todo lo demás. Los periodistas tenemos un poco de culpa al haber dejado que se impusiera la cultura de “lo bueno es lo que vende”. En Internet lo que importa son los “pinchazos” que tiene una noticia; si no tiene suficientes, se aparta. En la tele ocurre lo mismo con el share. Yo creo que no tendría que ser así, pero el tráfico lo generan las noticias que venden. Éstas se patrocinan o se esponsorizan, entra dinero y esto hace que el medio sea económicamente viable.

DSC_0247

Dice Soledad Gallego-Díaz que para ser periodista no basta con tener el título, sino que es mucho más. Es un proceso de formación constante. 

Sí, pero creo que en ese proceso hay una formación, y ésta viene de la universidad. A mí me parece que la universidad, o las escuelas de periodismo, te ayudan a ser mejor periodista. También es cierto que deberíamos plantearnos si las enseñanzas de la universidad se corresponden con lo que luego te encuentras fuera, porque muchas veces no es más que una formación teórica que no te enseña nada que luego puedas poner en práctica. Pero mi opinión es que la carrera de periodismo no sobra. Nunca.

Ahora más que nunca, los tiempos cambian para el periodismo. Nadie tiene claro el rumbo que va a seguir. ¿Se corresponde esa formación de la que hablamos con el estado actual del periodismo? ¿Puede ese déficit pasarle factura a largo plazo a los estudiantes de la carrera?

En general se sale peor preparado que antes, porque los hábitos de consumo de la sociedad han cambiado, no es algo inherente al periodismo. Por ejemplo, se lee menos porque se consume más televisión, más video. Y, al leer menos, más cuesta escribir. Cuando lees una noticia se nota quién ha leído más y quién menos. Yo noto que cada vez se escribe peor. Luego, yo sí creo que el periodismo está cambiando. Pero dentro de dos años habrá vuelto a cambiar el periodismo que estamos haciendo ahora. No sabemos hacia dónde va, así que es complicado que ya en la facultad sepan qué es lo que hay que enseñar. Pero, en general, creo que hay que trabajar mucho más el aspecto audiovisual, en todos los formatos disponibles. Por ejemplo, una de las cosas que más me divierte de Terra es que inventamos formatos. Como está todo por hacer, puedes hacer híbridos de otros géneros periodísticos. Mezclas el escrito, el fotográfico… Tenemos un editor gráfico, Jon Barandiga, que tiene muchísima experiencia en la fotografía y la imagen, e intentamos adaptar formatos suyos a lo audiovisual. Es divertido.

Volviendo al tema de los derechos, este verano, Terra compró los derechos de varías ligas internacionales. ¿Es ése el futuro? ¿Va a ser vuestra tendencia?

Hemos comprado los derechos de las ligas belga, ucraniana, danesa y portuguesa, sí. Podría ser el futuro; pero ahora mismo el problema es que instituciones como la FIFA o la UEFA no están preparadas para convivir con este modelo. La televisión, tal como está pensada, mueve mucho más dinero porque tiene mucha más audiencia. Pero ese modelo también se está rompiendo, aunque ellos quieran mantenerlo. Por otra parte, Internet no puede pagar las enormes cantidades de dinero que supone la compra de esos derechos. Para nosotros, comprar los Juegos Olímpicos de Londres supuso un dineral, pero eso ha situado a Terra en el primer nivel. Ha tenido un éxito tremendo en América Latina. La idea es ir haciendo eso. La televisión tal y como la conocemos, y digo como la conocemos porque acabo de cumplir cuarenta años, está desapareciendo. Ya no existe la programación. Tú llegas a tu casa, coges tu Iplus y ves lo que te da la gana cuando te da la gana. La programación la haces tú. No tienes que llegar a las tres para ver el informativo. Entre las redifusiones, los distintos canales que existen y el Iplus eso ya no es necesario. La televisión tiene que tender a eso. Internet y los podscat ya lo hacen; si la televisión no es capaz de digerirlo, tendrá un problema.

Esto me recuerda a la llamada “Guerra del fútbol” de hace cuatro o cinco años. Los medios afirman que no se puede dar todo el fútbol en abierto. Y, de hecho, en otros países como Inglaterra o Alemania esto del fútbol gratis no existe. Pero, en cierto modo, si Terra compra los derechos lo que hace es ofrecer el fútbol completamente en abierto. ¿Cómo es este choque?

Yo creo que se puede dar fútbol en abierto y fútbol en cerrado. El problema es sólo monetizarlo de tal manera que tengas dinero para pagarle al club y que todos salgan ganando. Hay partidos que se pueden dar en abierto y otros que no. En cualquier caso, a mí eso de que el fútbol es un bien de interés general me parece una falacia. De interés general son la Sanidad y la Educación. El fútbol, por mucho que España se pare cuando hay un Barça-Madrid o cuando la selección gana un Mundial, nunca será de interés general. Pero yo creo que se pueden dar partidos en abierto. Hay gente que está interesada en pagarlos, ofrecerlos en abierto y poner allí su publicidad. Lo que no creo es que puedan darse todos los partidos en abierto, porque no hay canales suficientes. Pero si hubiera veinte canales de Internet para hacerlo, se podrían dar perfectamente.

Como decías, la compra de derechos deportivos cuesta mucho dinero. ¿Cómo se financia Terra?

Principalmente, a través del patrocinio, la publicidad. Si tú tienes un producto diferencial que no tiene el resto, tienes que conseguir envolverlo de tal manera que parezca atractivo. No el producto en sí, que es siempre el mismo, sino el formato. Debes dar un formato diferente que atraiga a la gente. Nosotros estamos intentando hacer eso, por ejemplo, con Planeta Trecet, el videoblog de Ramón. Se ha apostado mucho por él. Todos los días, a las ocho de la mañana, está colgado el videoblog de Trecet con el análisis de lo ocurrido esa noche en la NBA. Cuando se montó la idea nos costó conseguir que la gente se enganchara, que pensara que eso estaba chulo. Ahora hay tres marcas que se están peleando por patrocinarlo. De hecho, estamos preparando un nuevo formato llamado Hangout, y que es lo mismo pero con más gente. Vamos a empezar a hacer una tertulia con jugadores, deportistas, etcétera. Lo importante es enseñarle a la gente que hay otros formatos y que no tienen por qué hacerse en el edificio de Torre España. Estuvimos peleando por esto mucho tiempo hasta que por fin Google nos ha dado el permiso para utilizar el instrumento. Algo que, por cierto, ya ha hecho Obama y que aquí aún no ha llegado. También tenemos El minuto de arte, donde un artista nos explica su visión de la historia y lo recursa con su obra y sus imágenes. En Internet sí creo que en los microespacios. Me parece que son mucho más atractivos. La gente ya no presta demasiada atención cuando ve la televisión. Por eso ahora se ven más series: duran cuarenta minutos y la calidad está condensada. Son pequeñas películas de cuarenta minutos. Nosotros, en Internet, tenemos que tender hacia eso, hacia los espacios pequeños.

CSC_0372

Antes comentabas que los periodistas deben cuidar más los deportes minoritarios ante la hegemonía del fútbol. Pero ¿por qué un producto tan cercano como es la mejor liga europea de baloncesto no vende y otro más lejano, como la liga americana, sí lo hace? ¿Influye el trato que le da el medio que tiene los derechos, en este caso, TVE?

TVE no le ha dado mal tratamiento, TVE ha firmado un contrato por el que se comprometía a emitir partidos en prime time mientras ello tuviera un rédito para ellos. En el momento en el que se caen las audiencias y es un desastre, TVE no puede seguir poniendo un partido de baloncesto en prime time tan alegremente. Yo les entiendo; pero también entiendo que la ACB pueda estar molesta. Hay que tener en cuenta que TVE no tiene publicidad como tal, por lo que es mucho más importante rentabilizar este tipo de inversiones. En ese sentido sí creo que hayan podido cometer un error al poner los partidos a una hora en la que rivalizan con los de las autonómicas; pero me parece una frivolidad mantener en prime time un producto que no tiene tirón. ¿Por qué no tiene ese tirón? Ahí ya se puede hablar de muchos motivos: que los equipos de baloncesto son difícilmente identificables, etcéterca. Yo soy un enfermo de la NBA. La veía con Trecet y me sabía las plantillas de los equipos de memoria, y eso es algo imposible hoy en la ACB, con tanto cambio de jugadores. Ya no hay jugadores emblemáticos en la mayoría de los equipos.

¿Y por qué un deporte con tanto parón y tantas interrupciones como el fútbol americano revienta las audiencias y, en cambio, el rugby, un deporte, a mi juicio, más televisivo por su continuidad, no termina de pegar ese bombazo?

El rugby se ve mucho en año de Mundial; pero fuera de eso se ve poco. Creo que es una cuestión cultural. Es como lo que hablábamos antes de la cultura de lo instantáneo. El fútbol americano es un poco eso. Cada vez que cae un tío al suelo se para el juego y entonces esperas que haya una explosión, un chutazo de adrenalina. Esperas, por ejemplo, que el retornador de los Ravens coja la pelota y se recorra el campo. Te tiras una hora, pero ya has visto eso. El rugby es todo lo contrario. Llevas la pelota, te placan, vas al suelo y continúa el juego: es la continuidad. Y la atención en un deporte tan continuo es complicada. Además es un deporte en el que la pelota está debajo y no se ve; se carga abajo; se ensaya, y ensaya todo el equipo, no hay ningún paripé. Es un deporte totalmente diferente. La gente debería acercarse al rugby por sus valores.

¿Qué le pasa al rugby español?

Pues que es amateur. No hay estructura y los anteriores dirigentes llevaban diez años en el cargo.

¿Va a aportarle aire nuevo el cambio en la directiva?

Sí. La gente llega no sólo con su equipo de trabajo, sino que, por primera vez, llega con gente de todos lados. De Cataluña, de Galicia, de Andalucía. Eso es bueno. No es como antes, cuando se llegaba con el mismo grupo de trabajo de los diez últimos años y estaban allí todos apretados trincando.

Anuncios

Un pensamiento en “Fermín de la Calle. Parte I: “Los hábitos de consumo han cambiado el periodismo”

  1. Estais derribando barreras,Preguntais como la gente normal y los fenomenos os contestan en consonancia,Que bonito y a la par que dificil.Vais a crear dependencia,yo ya soy Pandainomano o como se escriba.Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s