Entrevistas/Música

Sónida Collective: “En España no hay cultura musical ni ganas de escuchar cosas nuevas”

CSC_0434

Marco Lobera y Andrea Vega son los nombres detrás de Sónida Collective, blog de música en que presentan a los grupos emergentes con más proyección del panorama actual. Ahora quieren trasladar ese trabajo a una sala de conciertos, y para ello se han lanzado a la calle para organizar un festival de música independiente: el Sónida Festival, que se celebrará los próximos días 15 y 16 de este mes en Madrid y Barcelona, respectivamente. En esta entrevista no sólo hablamos con ellos de su nuevo proyecto, también de cultura musical y burbujas festivaleras. Y es que, a pesar de su juventud (Marco tiene 20 años y Andrea, 24), estos dos estudiantes tienen muy, muy claras sus ideas…

¿Qué es Sónida Festival?

Marco: Yo lo definiría como el proyecto de dos personas que llevan dos años detrás de un blog y que quieren hacer ese mismo trabajo en un concierto, para acercarlo a la gente. En definitiva: es un festival de música emergente. Un festival autogestionado y autofinanciado que busca hacer algo distinto.

Andrea: Es un festival de grupos que nos gustan. Ya que es algo con lo que no pretendemos sacar dinero, queríamos, al menos, disfrutar y que disfrutaran los grupos.

¿Cuándo surge la idea de montar un festival?

M: En un principio, el festival estaba planteado para noviembre; pero se juntaron varias cosas, se cayeron unos grupos… y decidimos posponerlo. Creo que la idea surgió en verano… y de una forma muy tonta, además: hablando con The Cads, el grupo inglés que viene al festival, nos comentaron que les apetecía mucho tocar en España, que cómo les podíamos ayudar. A nosotros nos apetecía ayudar, porque ésa es la idea: ayudar a grupos emergentes que sin la ayuda de pequeños blogs o pequeños medios no tendrían difusión. Al final, nos fuimos liando, nos fuimos liando y acabó en esto.

A: Decidimos montar un festival porque organizar sólo un concierto para un grupo como The Cads no tendría mucho sentido. Aunque aquí hay gente los conoce, a lo mejor no es tanta como para llenar una sala. Entonces dijimos: “¿Por qué no traemos más grupos?”.

¿Cómo se organiza un festival?

A: Sobre todo, es raro. Es difícil… pero tampoco es tan difícil como parece.

M: No; es como gestionar un concierto. ¿Qué componentes necesitas para organizar un concierto? Los grupos, la sala y, luego, promoción para que la gente se entere. Pues, simplemente, contratas a los grupos, la sala, haces la promoción…

A: Y rezas para que vaya gente.

¿Qué implica que el festival sea autogestionado?

M: En el ámbito económico no esperamos nada; de hecho, nuestra premisa es intentar perder lo menos posible. Partimos de la base de que trabajar con grupos emergentes siempre es un riesgo: no vas con el seguro de que tal grupo va a traer a mil personas, porque no es así. Nosotros no vamos a ganar dinero, porque no es nuestra intención… El autogestionado y el autofinanciado nos son más que formas de hacer las cosas: por ejemplo, nosotros ahora vamos a pegar carteles en la calle, nosotros nos hemos encargado de cerrar las bandas y de hacer la promoción, nosotros hemos puesto el dinero… Para lo bueno y para lo malo, todo lo que salga nos lo llevamos nosotros.

¿Es muy caro montar un festival como éste?

A: Hay que luchar por que los promotores o las discográficas entiendan la envergadura del evento y te ofrezcan un caché al que puedas llegar.

M: Nosotros estamos muy contentos, porque todos los sellos han entendido la idea del festival, que no queríamos lucrarnos a su costa ni nada por el estilo, y se han portado muy bien. Pero sobre está el factor humano. Acabamos de enviar unos carteles a Barcelona y los van a pegar Cut your hair, una de las bandas del cartel. No sólo van a tocar para dar su concierto, cobrar e irse; todos los grupos están colaborando en la promoción, y eso es de agradecer.

A: Desde el principio buscábamos eso: hacer algo que nos gustase a nosotros y a ellos, que son los que van a tocar. Ya que, como nosotros, la mayoría no va a ganar dinero, pues que estén a gusto.

¿Dónde habéis encontrado más dificultades?

M: Yo creo que en la promoción. Nuestros medios son muy limitados; dependemos mucho de que los grandes medios hagan más o menos caso. Te das cuenta de que los medios grandes son algo interesados y elitistas. Y tienes que luchar contra eso o, simplemente, aceptarlo y seguir. Pero la verdad es que estamos muy contentos porque en webs y blogs de tamaño medio ha tenido muchísima aceptación y nos han ayudado. En cambio, los grandes no nos han dado tantas facilidades.

¿Y con los grupos, no habéis tenido problemas?

A: No, ninguno. Siempre está el tema de que coincidan en las fechas que tú quieres, claro.

M: Pero al final se trata de trámites burocráticos. Hemos tenido contratiempos, sí. Por ejemplo, Tuya, que iba a tocar la banda al completo y en eléctrico, por una serie de circunstancias, al final sólo puede venir uno y tiene que hacer un acústico. Contra ese tipo de cosas tienes que luchar. Luego también tienes que luchar con que Beach House, probablemente el grupo internacional más grande que trae este año el Primavera Sound, toque el mismo día en Madrid. Pero ¿qué puedes hacer ante eso?

A: Esperar a que todos los que no vayan a Beach House vengan al Sónida Festival.

¿Qué previsiones de asistencia tenéis?

A: Lo ideal sería que vinieran a partir de 120 personas por ciudad. Pero sabemos que el público es lo más impredecible del mundo. Lo mismo has vendido 150 entradas y en taquilla, ese mismo día, llegas a 200.

M: Depende de la misma noche: “No tengo plan, tengo veinte euros, me voy al festival”. Hacer previsiones es muy complicado, la verdad, porque podríamos sorprendernos luego de lo que hubiéramos dicho. Para bien o para mal.

DSC_0393

Cambiando un poco de tema: ¿cómo veis el panorama de festivales de musica en España?

M: Creo que hay que distinguir entre festivales como el Primavera Sound o el Fib, que juegan en una liga al nivel de cualquier gran festival internacional, y los festivales medios, que a mí cada año me decepcionan más. Cada año les doy mi voto de confianza, pero no dejo de ver los mismos nombres año tras año. Es un círculo vicioso. Ellos saben que funciona: por qué van a arriesgar. Además, el Gobierno y la situación económica están haciendo que el riesgo deba ser aun menor. Y al final te encuentras con eso, con el mismo cartel año tras año.

Eso puede verse, sobre todo, con los grupos españoles, que son siempre los mismos. ¿Qué pasa, que no hay más grupos en este país?

A: Yo creo que es un problema del público. Es decir, aquí no hay una cultura musical, y ya no cultura musical, no hay ganas de escuchar cosas nuevas.

M: Y, como decía, el festival sabe que eso funciona y repite. Pero, ademas, el trato a las bandas pequeñas es malisimo. En festivales como el Sonorama o el Arenal sound, confirman a cuarenta grupos pequeños, les ponen en horarios pésimos y al final no les ve nadie nuevo…

¿Creéis que en España existe una burbuja de festivales? Hay decenas de ellos, uno en cada pueblo, y al final, como comentáis, acaban yendo los mismos. ¿Hay demasiados festivales?

A: A mí me parece muy bien que haya tantos festivales o más; todo lo que esté relacionado con la musica, perfecto. El problema está en que todos ofrezcan lo mismo. Si hay equis festivales y cada uno tiene unas bandas o un estilo diferentes, pues bien; pero cuando todos son iguales… para qué quiero tantos. Creo que ése es el problema. Y, como dices, creo que hay una burbuja que tiene que explotar.

M: Yo creo que está cerca de explotar. Leía el otro día que, desde la subida del IVA cultural en septiembre hasta diciembre, se han producido unas pérdidas de cerca del 25%… Eso hace, por ejemplo, que el Primavera Club diga: “No quiero hacerlo más en Madrid ni Barcelona; me voy a Burdeos y Guimaraes”. Y eso es malo.

Sin embargo, hasta ahora, no se han notado demasiado los efectos de la crisis. Sólo han desaparecido, creo, el Summercase y, ahora, el Primavera Club. En cambio, han aparecido muchos otros: el SOS, el Arenal, el Dcode…

M: Sí, pero ese tipo de festivales tiene muchisimas marcas detras. A mí me gustaria ver, por ejemplo, las cuentas del Dcode; de repente, traen bandas que tienen que cobrar un huevo, todo el espacio que alquilan…… y al final no va tanta, tanta gente como quizás debería. Seguramente sea un festival no rentable, pero si tiene unos patrocinadores detrás… pues podrá vivir unos años más hasta que sea inviable.

Aparcando el tema de los festivales: vuestro objetivo tanto en la pagina, como ahora en el festival es dar a conocer bandas emergentes. ¿Creéis que este tipo de bandas tienen instrumentos suficientes hoy en día para darse a conocer?

M: Yo creo que ahora es cuando mejor pueden aprovechar sus recursos, cuando pueden hacer más ruido con menos medios. Pero, en cualquier caso, consiguen que les escuchen más; no quiere decir que vayan a hacer carrera. Tienen que tener mucha suerte y saber que, salvo un 5%, si no te apoya un sello, estás perdido.

A: Un sello o un medio grande… Pero sí, creo que, ahora mismo, Internet es la clave, por lo menos para que puedas hacerte un hueco y estar en el cartel de algún festival. En España probablemente no, pero en Inglaterra es posible.

M: En inglaterra hay otro concepto. Por ejemplo, hay festivales como el Great Escape, de Brighton, que está repleto de bandas emergentes, muchas incluso sin disco, y al que va mucha gente. O el Eurosonic, de Amsterdam. Yo estuve hace poco en el Rencontres Trans Musicales, de Rennes, donde eran todo bandas muy pequeñas, y aluciné con la cantidad de gente que acudía. En mi cabeza maquinaba: ¿cómo sería este festival en España? En una ciudad del tamaño de Rennes, como Santander, por ejemplo. A ese festival, en Santander, irían cien personas, mientras que allí había miles…

A: Por eso decía antes que el problema está aquí.

Pero ¿cuál es el problema exactamente? Antes hablábamos de la cultura musical, ¿qué más hay?

A: ¿Por qué la gente no quiere descubrir cosas nuevas? No lo sé.

M: Yo no creo que sea sólo culpa del público; es decir, es algo en que está implicado todo el mundo. Si aquí la radio comercial no hace nada por ayudar a las bandas emergentes, la gente tampoco. Yo estoy seguro de que si los grandes medios lo ofreciesen, la gente acudiría… pero no se puede echar la culpa a los medios, porque ellos saben lo que vende… Y tampoco al publico, que, al fin y al cabo, tiene sus gustos, y es respetable…

A: Es verdad que “gracias” a festivales como el SOS, la gente conoce a grupos como Vetusta Morla, o Love of Lesbian. Aunque no sean emergentes… pero los conocen, que ya es algo.

M: Ahora te encuentras ese tipo de música hasta en Deportes Cuatro. Pero luego eso no repercute en los conciertos pequeños, porque, por mucho que ahora se escuche The XX en Deportes Cuatro, no va a venir más gente al Sónida Festival.

¿Creéis que en España hay bandas independientes que puedan, en futuro, llegar no ya a un gran público, pero sí a un público medio?

M: Sí; yo creo que hay grupos con futuro. Sin ir más lejos, Cut your hair estuvieron tocando hace nada en Inglaterra y en Italia. Es un grupo que llegó a su sello enviando maquetas; es decir, con nada, con un garaje en el que grabaron unas demos supongo que cutres. Y en dos años han estado tocando fuera, han aparecido en la NME… Hay grupos que sí están capacitados y pueden llegar. Pero yo creo que, en general, falta mentalidad ambiciosa. ¿Por qué Phoenix, que son franceses, triunfan y no caes en que son franceses? Es decir, lo consideras un grupo de los grandes que juega al lado de cualquiera. Pues porque decidieron cantar en inglés y hacerlo, así, más expandible. Respetamos a los grupos que cantan en castellano, pero creemos que falta esa ambición.

Sin embargo, Love of Lesbian empezaron cantando en inglés y no tuvieron repercusión hasta que se pasaron al castellano.

M: Sí; pero ¿dónde está triunfando Love of Lesbian? En España; no creo que salgan nunca de aquí.

A: Yo creo que también es cuestión del estilo de música. En españa hay un “indie”, por así decirlo, muy español. Es indie español y no va a salir de aquí, porque no es comparable con el indie internacional. Y pongo indie entre comillas, porque hay que tener mucho cuidado con la palabra. Yo creo que hay pocas bandas exportables.

M: Tenemos una escena musical, para lo bueno y para lo malo, muy particular. Eso limita tu mercado a España y, quizás, Latinoamérica. Como decía: Cut your hair, que no son nadie aún, han estado tocando ya en Inglaterra, en Italia. Bueno, sí, Supersubmarina, Vetusta Morla… también han tocado en Londres, pero en eventos patrocinados para Erasmus españoles. No tienen público allí. Se cierran las puertas. Es respetable y supongo que ganarán más dinero aquí… Pero creo que falta esa ambición.

DSC_0387

Ponéis mucho énfasis en usar la palabra indie entre comillas. ¿Se abusa de ella?

A: Mucho.

M: Yo me lo tomo a broma. En realidad, el indie no era más que un concepto que surgió para hablar de grupos que eran eso: independientes. Ellos se grababan, ellos sacaban sus maquetas… Luego hubo alguno que triunfó, como Arctic Monkeys, y se han quedado con la etiqueta, cuando ya no son indie. Arctic Monkeys tiene una legión de fans increíble, tiene sellos detrás, mueve cantidades de dinero tremendas… Ya no son indies. Pero también es necesario el término, porque entones nos perderíamos en etiquetas.

A: Creo que es bueno tener una etiqueta general y grande como indie, porque, más o menos, todos sabemos lo que es. Pero es necesario saber qué es indie de verdad y qué no lo es.

M: Lo peor de todo es que ahora el indie se ha convertido en un grupo social. La gente te pregunta: “¿Tú eres indie?”. No tiene demasiado sentido.

¿Cuál es, pues, según vosotros, la definicion de indie?

M: Indie puede ser un escritor, un cineasta o un músico. Alguien con quien no cuentan. Este festival, por ejemplo, es indie. No porque sea un festival de música indie, si fuese de musica clásica o de samba también sería un festival indie. Es un festival indie porque lo hemos hecho ella y yo, los dos, mano a mano, sin recursos, sin apoyo económico detrás…

A: Cualquier cosa que es indie, o independiente, lo es porque no tiene apoyo económico ni grandes marcas patrocinadoras detrás.

Antes hablábais de etiquetas. ¿No creéis que hay demasiadas etiquetas demasiado concretas y que los lectores o los oyentes pueden perderse entre tanto nombre?

M: Sí, porque nosotros también nos perdemos. Igual estás una semana sin el ordenador y han salido tres nuevas. Los principales culpables somos los medios: influye mucho que llegue Pitchfork y se invente que tal grupo hace glitch house y que luego otro blog diga también que eso es glitch house… Al final se crea una etiqueta de la nada que vende no se sabe muy bien por qué…

A: Porque decir que un grupo hace no sé qué cosa que nadie hace vende. Dices: “Voy a escucharlo”. Y a lo mejor no es más que el rock de toda la vida.

M: La gente debería olvidarse de las etiquetas y, simplemente, disfrutar de la música.

Para terminar, y volviendo al Sónida Festival: ¿qué van a encontrarse en él los asistentes?

A: Muy buen rollo.

M: Sí; nosotros queríamos hacer un festival para el público y para las bandas. Al público le estamos ofreciendo, creo, una entrada muy asequible, incluso para arriesgar; para decir: “No conozco mucho a los grupos, pero tengo diez euros…”. Queremos que la gente se vaya con buen sabor de boca y con ganas de repetir, si se diera el caso.

Ésa es la ultima pregunta: igual es muy pronto para decirlo, pero ¿cuál es el futuro del Sonida festival?

M: Nuestra intención es llegar para quedarnos; pero sabemos que es muy difícil. Nos lo plantearemos cuando acabe, con perspectiva: si ha ido muy mal, tendremos que decir: una cosa es ser altruista y otra, tonto. Si obtenemos beneficios, que no lo creo, está claro que los invertiremos en seguir programando, aunque sea conciertos sueltos. Y si no hay beneficios, pero las perdidas no son muy grandes, nos vemos con ganas y se dan las circunstancias, pues nos gustaría que hubiera una segunda edición, evidentemente.

cartel BN

Anuncios

4 pensamientos en “Sónida Collective: “En España no hay cultura musical ni ganas de escuchar cosas nuevas”

  1. Enhorabuena por la iniciativa pero el análisis de “la escena”… en fin hay que tocar muchos cola caos todavía porque vaya perlas habéis soltado. Pero no pasa nada, es cosa de la edad, lo importante son las ganas. Sólo como detalle el área urbana de Rennes tiene 700.000 habitantes y es una de las regiones más ricas de Francia, igualito que Santander vamos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s